“All the News That’s Fit to Print”: El eslogan periodístico más famoso del mundo

 

Por Ismael Nafría | Abril de 2017

El 18 de agosto de 1896 el editor Adolph S. Ochs se convirtió en el pro­pietario del entonces decadente diario The New-York Times. Uno de sus primeros objetivos fue intentar posicionar el periódico frente a la competencia, representada entonces principalmente por los diarios amarillistas de dos históricos magnates de la prensa: el New York World, de Joseph Pulitzer, y el New York Journal, de William Randoph Hearst.

Al día siguiente, el 19 de agosto, Adolph S. Ochs explicó en el Times cuáles iban a ser sus señas de identidad. Prometió un diario “de alta calidad, limpio, digno y en el que se pudiera confiar”. Estaba seguro de que existía mercado en la ciudad de Nueva York para un periódico de esas características.

Pocas semanas después, a principios del mes de octubre, instaló un enorme letrero luminoso promocional en Madison Square -en una fachada que luego quedaría cubierta con la construcción del edificio Flatiron- en el que anunciaba su nuevo periódico. En el anuncio, con letras enormes en mayúsculas, se incluía el eslogan que Adolph S. Ochs había inventado para su nuevo diario:


NEW YORK
TIMES
ALL THE NEWS
THAT’S FIT TO PRINT
SUNDAY
MAGAZINE
SUPPLEMENT
HAVE YOU SEEN IT?


(Una fotografía histórica del anuncio, cortesía del Museum of City of New York, está disponible en este enlace)

Ese eslogan, que en español podríamos traducir como “Todas las noticias que merecen ser publicadas” o “todas las noticias aptas para ser publicadas” (aunque el significado exacto del mismo siempre ha sido un tema de debate interno en el Times), apareció por primera vez en The New York Times pocas semanas después de su instalación en Madison Square, en la edición del domingo 25 de octubre de 1896. Inicialmente el eslogan no se utilizó en la portada sino que se publicó en la página editorial, la número 12, bajo el nombre del diario, que entonces era The New-York Times, con guión.

El eslogan “All the News That’s Fit to Print” apareció por primera vez en el Times en la página editorial de la edición del domingo 25 de octubre de 1896. Fuente: Times Machine

 

100 dólares por 10 palabras

En esa misma edición, en la parte central de la página 7, se anunciaba un concurso para buscar un eslogan de no más de diez palabras que expresara “las características diferenciales” del diario y que fuera mejor que el que había inventado su nuevo editor. El diario ofrecía un premio de 100 dólares para quien propusiera la mejor idea.

El 25 de octubre de 1896 el diario convocó un concurso para encontrar un eslogan mejor que el que se estaba utilizando en un anuncio eléctrico en Madison Square: “All the News That’s Fit to Print”. Se ofrecían 100 dólares al ganador del concurso.

 

Resulta curioso y muy interesante releer, 120 años después, el texto escrito por el Times para pedir a los lectores que enviaran sus propuestas. Entre los elementos que el Times consideraba distintivos de su propuesta periodística en el año 1896 se encontraban los siguientes:

  • Rechazo del sensacionalismo
  • Apelación a un público inteligente y reflexivo
  • Ausencia en sus páginas de “detalles repugnantes de escánda­los, capítulos nauseabundos de crímenes, ataques infundados de personajes públicos y ataques imprudentes a intereses privados”
  • Su distinción como “periódico para el hogar, un periódico pro­gresista y emprendedor, sin ser indecente ni poco cuidadoso de los derechos de los demás”
  • Sus cualidades “novedosas y de entretenimiento”
  • Ser un diario “limpio e instructivo”
  • Su esfuerzo por ser el “diario familiar” del área de Nueva York
  • Su posición como “el periódico que defiende la moralidad, ins­pira patriotismo y alienta la buena ciudadanía”

Más de un siglo después, seguro que la dirección del Times podría suscribir la mayor parte de estos elementos.

Durante las semanas posteriores a la publicación del concurso, el diario recibió miles de propuestas, entre ellas «All the News Worth Telling», «Free From Filth, Full of News» o «News for the Millions, Scandal for None». Un lector de New Haven, D.M. Redfield, se llevó los cien dólares de premio por su propuesta «All the World News but Not a School for Scandal», pero el editor decidió que su eslogan original seguía siendo más adecuado.

Así, el miércoles 10 de febrero de 1987, en la esquina superior izquierda de la portada de The New York Times, apareció por primera vez el eslogan más famoso del periodismo americano: “All the News That’s Fit to Print”. Casi 120 años después, ese eslogan se sigue pu­blicando cada día en la primera página del Times, exactamente en la misma posición.

El miércoles 10 de febrero de 1897 el eslogan se publicó por vez primera en la portada del Times. Allí ha permanecido desde entonces. Fuente: Times Machine

 

Nuevo concurso: un eslogan para la web

Un siglo después, en 1996, con motivo del lanzamiento de su sitio web, The New York Times organizó otro concurso público entre sus lectores para encontrar un nuevo eslogan que resumiera la misión periodística de la web del Times. Pero tras dos meses de búsqueda, el diario decidió que el eslogan que llevaba cien años apareciendo en el diario impreso, “All the News That’s Fit to Print”, era también la mejor opción posible para la web. Así que el 25 de octubre de 1996, justo 100 años después del inicio de su aparición en el papel, ese lema fue también introducido en la portada de NYTimes.com.

Y no es que faltaran ideas para cambiarlo. Según explicó en su día el diario, se recibieron unas 8.000 propuestas, entre ellas las siguientes: «All the News That’s Fit to Click”, «The News of the Day, a Click Away», «News of the Land, Without Dirty Hands», «All the News That’s Fit to Print Out» o «The Times @ Any Time».

Pero un total de 23 lectores propusieron mantener el eslogan original creado por el editor Adolph S. Ochs en 1896, y esta fue la idea que más gustó. Al ser finalmente ésta la propuesta ganadora, cada uno de ellos se llevó el premio anunciado: 100 dólares en efectivo.

El editor del Times, Artur Sulzberger, Jr., justificó la decisión con estas palabras: “Estamos de acuerdo con aquellos que creen que no es el medio o el método de distribución lo que más importa. Lo que sigue siendo primordial para nuestra misión es la exactitud, la minuciosidad y la imparcialidad de nuestro contenido informativo, y nuestro compromiso diario con nuestros lectores. ‘All the News That’s Fit to Print” lo ha resumido muy bien durante el último siglo y lo hará para el siguiente, independientemente de cómo distribuyamos nuestra información”.

El concurso había sido convocado el 18 de agosto de ese año 1996. En esa misma fecha, pero cien años antes, Adolph S. Ochs había formalizado la compra del diario, que desde entonces ha estado bajo el control de la familia Ochs Sulzberger.

Los jueces que decidieron el eslogan ganador fueron Martin Nisenholtz, presidente entonces de The New York Times Electronic Media Company; Esther Dyson, editora del newsletter especializado en la industria informática Release 1.0, y Jack Rosenthal, editor de The New York Times Magazine. Nisenholtz afirmó que “nada capta mejor la misión de las ediciones en línea e impresa de The New York Times que esas simples siete palabras».

El eslogan, sin embargo, se mantendría en la portada de NYTimes.com algo menos de tres años, hasta noviembre de 1998, cuando se lanzó el primer rediseño de la web. Dejó de aparecer en internet, pero siguió publicándose, como siempre desde 1897, en la esquina superior izquierda de la portada de la edición impresa. Y allí sigue cada día, imperturbable.

 

La reinvención de The New York Times

ISMAEL NAFRÍA

Publicado: Abril 2017

 

Publicidad

Pin It on Pinterest

Shares
Share This